Wikimedia Commons

La contaminación de la atmósfera ha sido la más alta en el 2015

La concentración de dióxido de carbono alcanzó las 400 partes por millón el año pasado

El aire nunca estuvo tan contaminado por el dióxido de carbono (CO2) como en el 2015, según la Organización Meteorológica Mundial, que recuerda que el principal gas de efecto invernadero permanece miles de años en la atmósfera y todavía más tiempo en los océanos. Según la organización, la concentración media de la atmósfera alcanzó las 400 ppm (partes por millón) el pasado año.

Para la agencia de Naciones Unidas, el CO2 es el «problema número uno», pues «permanece durante miles de años en la atmósfera y todavía más tiempo en los océanos». Para el secretario general de la OMM, el finés Petteri Taalas, la lucha contra el cambio climático pasa por «la lucha contra el CO2».

En la actualidad, «el mundo se mueve en la mala dirección», añadió durante una rueda de prensa en Ginebra, refiriéndose al alza permanente del nivel del CO2 en el aire. El problema de fondo, dijo, «es la voluntad política», pues hay soluciones para reducir las emisiones, y «podemos actuar», enfatizó.

El crecimiento del CO2 se vio acelerado por el episodio de El Niño, según el boletín, un «fenómeno que generó sequías en regiones tropicales y redujo la capacidad de absorción del CO2 por los bosques y océanos».

Las concentraciones de CO2 «seguirán siendo superiores a 400 ppm en todo 2016 y no volverán a bajar por debajo de este nivel durante varias generaciones futuras». Además, la OMM celebró la firma reciente en Kigali (Ruanda) de un acuerdo para eliminar progresivamente otros gases de efecto invernadero, los hidrofluorocarbonos (HFC).