Pixabay

Negativa para la creación de un santuario de ballenas

Países como Noruega, Japón e Islandia, tras 15 años, han bloqueado la creación de un santuario de ballenas de área protegida

Los países balleneros derrotaron un nuevo intento de los del hemisferio sur de crear un santuario en el Atlántico que proteja a las ballenas de la caza comercial que casi las extingue en el siglo XX.

Una propuesta de Argentina, Brasil, Uruguay, Gabón y Sudáfrica, que necesitaba 75 por ciento de votos para ser adoptada, sólo recibió 38 votos favorables sobre 64 en la 66ª reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) realizada en Portoroz, Eslovenia.

Las organizaciones defensoras del medio ambiente deploraron esta nueva derrota de una iniciativa que ya había sido rechazada en años anteriores. “Con todos los problemas que afrontan actualmente las poblaciones de ballenas devastadas por la pesca comercial, está claro que necesitan una zona de protección donde puedan no solo sobrevivir, sino volver a recuperarse y desarrollarse”, dijo John Frizell, experto en cetáceos de Greenpeace.

Los países que defendieron la propuesta tienen inversiones turísticas vinculadas al avistamiento de ballenas. Japón, Noruega e Islandia lideraron la oposición a la medida. La idea consistía en crear un santuario de 20 millones de kilómetros cuadrados para especies de ballenas amenazadas de extinción por la caza masiva destinada a la explotación de su carne y su grasa a lo largo del siglo XX.

La iniciativa se presentó por primera vez en 2001 y desde entonces ha sido regularmente rechazada en las reuniones de la CBI. Los países que la defienden aseguran que un 71 por ciento de los 3 millones de ballenas cazadas en el mundo entre 1900 y 1999 lo fueron en aguas del hemisferio sur.